jueves, enero 04, 2007

Tesoros escondidos




















Recuerdo haber enterrado cosas en el patio para desenterrarlas a futuro y luego de pasado un tiempo recordar donde estaba escondido, otras veces ni recordaba cuando y como la habia enterrado (sino estaban guardados en cajas no suelen estar en buenas condiciones), era un juego de niños, pero mucha gente adulta también lo ha practicado escondiendo tesoros de mucho valor, por el lado animal los perros suelen enterrar sus huesos para que otros perros no sélo quiten.

En todas las culturas pasadas se hizo este ejercicio de proteger estos tesoros y se hacían mapas muchas veces codificados para protegerlos de ser descifrada su ubicación, el ejemplo de los piratas es el más clásico, ya que era en su mayoría mercancía robada, y solían hacer mapas una vez enterrado el botín, el oro Nazi es otro cuento y hay muchos mitos al respecto y ni hablar de el robot que buscaba el tesoro de la isla Juan Fernandez.

Alguna vez has enterrado cosas pensando en que las encontrarás en un futuro… También pueden ser recuerdos que no quieres encontrar jamás, que entraria dentro de los tesoros personales (pero en ese caso mejor cremarlos).

10 comentarios:

Pelaokuranyi dijo...

Wenas Don Simon, nunca se me ocurrio enterrar algo fijese, tendria que ser en la casa de mis tias en la playa o donde vivian unos tios antes QEPD, ahora los ocupa el hijo de ellos, yo vivo en Depto aunque podria enterrar algo pero el suelo donde vivo es muy duro.

PD: Tengo actualizado mi blog.

K-tron dijo...

Wenas!!!

Recién posteando el día de hoy.

Tesoros o máximos tesoros es raro pensar en uno en especial, pero existe uno que enmarca un montón de tesoros.

Recuerdo cuando niño, me regalaban algún juguete novedoso y como tal jugaba como loco con él, pero al pasar un par de día misteriosamente desaparecían.
Siempre fue igual, me ponía muy triste al pensar que no lo volvería a ver, así que trataba de cuidarlo mas de la cuenta.
Próximo juguete, aparte de jugar, hasta dormía con él, pero al mas mínimo descuido, ZAZ!!! desapareció juguete.

Después, definitivamente me resigné y así terminé creciendo y al pasar los años me olvidé de los juguetes.

Hace un par de años, en la remodelación de la casa de mis papás, encontré un baúl de mi awela y le pregunté que tenía allí y me respondió que solo ropa.
No aguanté la curiosidad y lo abrí.
Adivinen que encontré???
Todos los juguetes que se me extraviaron, estaban allí!!!

Resulta que cuando niño, ella me los escondía para que no los rompiera.
Miren la wea tonta po!!!

Al final, tomé ese baúl y me lo llevé.
Ese fue mi máximo tesoro "escondido", el cual encontré de casualidad.

Dario dijo...

Ah yo nunca pase por la etapa piratesca (adelante piratesca!!!) de enterrar tesoros y cosas asi, yo era muy simple en mi modo de pensar... si es mi tesoro dejarlo donde mis ojos lo vean.... hoy en día lo valioso siempre lo guardo donde solo yo se donde esta (algo parecido a enterrar tesoros)

Deskalibraciones dijo...

hu mi tatatatatatataratararatara abuelo de loko desarmo su auto y lo enterro parte por parte en el patio de su kasa ..... la wea rara jajajaja se deskalibró pesado mi socio..... jaja kizas haya algo de eso en mi tb, yo le enterraba los juguetes a mi hermano, de maldita no mas


saludos don

bye

VerónicaBas dijo...

Cuando niña no era muy de aventuras piratescas o espaciales, asi es que lo que mas enterre fuenron pepas de zapallo porque queria hacer una huerta, pero despues me las empece a comer asi es que hasta ahi llegue...

Ahora lo unico que yo enterraria son los malos recuerdos...

Un Saludo!

mi blog en verano dijo...

Hola Don Simón:
Como en la peli "Amelié", guardar los recuerdos de la infancia en una caja ayudan a recuperar parte de esos recuerdos que creíamos perdidos para siempre, hace poco me encontré unos autitos Machtbox que estaban en una cajita de cartón en la parte de arriba de un clóset junto a unos diskettes del año de la pera que ya ni se pueden usar.
Reconozco que soy super cahurero, casi nunca boto nada y por lo mismo se me acumulan los tesoros que voy guardando y que mas tarde redescubro, lo que resulta muy emocionante.
Tener tesoros ayuda a conservar buena parte del pasado, cuando los encontramos somos transportados a aquel momento en que fueron escondidos.
Ya pues, ha sido mi nuevo comentario en No Soy Target, nos vemos.
Bye.

Lechuguita dijo...

Hola!!!

Cuando pequeña tenía tortugas de mascotas... lamentablemente una de ellas murio y la enterre en el patio, con cruz y todo el style...

La desenterraba todo los dias porque queria saber como era su esqueleto... esa cosa de la caparazon me intrigaba...

Esa creo que fue la primera señal de la curiosidad cientifica que me acompaña todavia, la vida esta llena de secretos ocultos y el mayor reto de los hombres es desentrañarlos para entender nuestro mundo...

Saludos!!!

Simon Mazzet dijo...

Todos tenemos esa curiosidad arqueológica.

Simon Mazzet dijo...

Acabo de enterrar el post de mañana.

Andreita dijo...

HOlis, chicos....lo uniko valioso que he enterrado en mi vida fue el cuerpo de mi perro regalón que murio cuando tenia como 14 años. Ahora el descansa e el patio de mi casa, al lado del limón donde cada primavera nacen flores hermosas.
El resto nada...no tengo grandes tesoros, los unikos que tengo son unas cartas enviadas por mi amore, hace ya bastantes años, pero me gusta tenerlas cerca mío....

PD: Actualize mi blog Social, para que le echen una leidita....esta con un tema muy acorde con los tiempos: la corrupción!!!...veale....
aca dejo el link:

http://enmovimientosocial.blogspot.com

cariños para tod@s!