miércoles, marzo 28, 2007

Al dentista!!




















Me toco a fines de Febrero hacerme un chequeo y posteriormente un tratamiento en los dientes (Tratamientos de conducto, Tapaduras y Limpieza), el que termino recién este lunes 26 de Marzo de 2007. No es barata la salud en Chile, suerte tenía descuento por isapre sino habría salido más pobre, entre radiografías y presupuestos.

El tratamiento de conducto fue una tortura y un alivio ya que me sangraba un molar superior por una carie, parecía Marilyn Manson en el video The Beatiful People, aun recuerdo el sonido de la famosa maquinita y de los conductos, esas fueron dos sesiones ya que eran dos molares de arriba, al ritmo de la música que ponía la asistente de la doctora que me trataba.

Hay un tiempo entre cada nueva sesión, yo pensaba que eran consecutivas, pero se recomienda un reposo entre tratamiento.

Las tapaduras fueron 3 sesiones, la última para arreglar una que se cayó. El doctor me metía miedo con que si las paredes de el diente se rompían tendría que mandar hacer una corona que costaba la módica suma de $160 mil pesos, yo cruzaba los dedos mientras me hacia las tapaduras que eso no pasara, aunque si fuera necesario lo haría, por otro lado me llegaban pechugazos de la asistente, cuando uno esta en esa condición de conejillo de inda y entregado al procedimiento, lo menos que uno piensa es en sexo.

La limpieza fueron 5 sesiones con una especialista, con ultra sonido y las herramientas básicas, no quiero ni recordar, ahora solo quiero cuidar los dientes, ese es el precio de no hacerme chequeos y de limpiarlos mal luego de comer cuanta porquería. Prefiero llegar a viejo con mis dientes aunque sea caro el tratamiento, antes que se caigan por alguna enfermedad y deba ponerme prótesis.


Guerra de Bandas de Hoy: The Strokes v/s YeahYeahYeahs (con lista de canciones)guerradebandas.blogspot.com/

11 comentarios:

Simon Mazzet dijo...

Y uno paga por la tortura, pero si vale la pena, habrá que hacer el sacrificio.

Dario dijo...

Cuando niño iba a una dentista que me metia miedo con su asistente (una vieja que me hace recordar a la nana del conde patula) y decia "si te sigues moviendo la asistente va a trabajar por mi" lo peor era que tenia como 10 años y la loca me taladraba los dientes sin anestecia.. y puta que dolia!!!
de ahi que le tenia fobia a los dentistas..
pero el año pasado tuve que ir al dentista de la facultad, donde me hicieron algunas tapaduras y un tratamiento de conducto... y ese año conoci la anestesia!!! por fin oia el taladro y no sentia dolor alguno... ahi la fobia desaparecio.. y tambien me he estado cuidando mejor los dientes...

Simon Mazzet dijo...

La espera para la consulta es lo peor.

Pili dijo...

hola simon pase por las guerras aunque un poquito tarde, en cuanto al dentista para mi es desagradable pero igual lo visito al menos una vez al año, hay que preocuparse de la higiene bucal, saludos

mi blog en invierno dijo...

Hello:
Los dientes son tan importantes para la salud como es mantener la higiene del cuerpo, hay que limpiarlos a diario, no comer tanto dulce (sobre todo esos que se pegan al paladar porque pueden desprender la tapadura), comer mucha azúcar o masticar chocolates como los bombones, paletas de caramelo ni frutas confitadas.
Es sano comerse una manzana ya que ayuda a limpiarlos un poco y fortalece la encía, aunque con el frío de esta época del año dan mas ganas de tomar algo caliente, con cepillarlos al desayunar, después de almorzar y antes de acostarse bastarían para mantenerlos en buen estado y perderle el cuco al dentista. Ademas de usar una buena pasta dental como la Colgate, Aquafresh o Fluocaril (aunque es un poco cara por la mayor cantidad de flúor), y usar hilo dental al menos 1 vez al día para retirar los restos de comida entre medio.
Es una lata lo caro que cobran pues el sistema de salud no los considera muy importante, si fuera barato ir al dentista no tendríamos a casi todo el país con problemas bucales, dientes chuecos, caries, encías inflamadas y dientes rotos o arrancados.
Casi todos tenemos un problema dental y esto influye mucho en la salud en general como problemas cardíacos, malestar estomacal, problemas en los riñones, al hígado e infecciones a la garganta que desembocan en amigdalitis, no ir nunca al dentista provoca mucho daño, por eso hay que cuidarlos mucho. Vale la pena ir.
Bye.

VerónicaBas dijo...

UUUUHHH!!! los dientes!!

Son mi fantasma, siempre he tendido mala dentadura... de hecho todavia conservo un diente de leche, que cuando iba a cambiar, el definitivo salio en cualquier parte menos donde tenia y hubo que sacarlo, por lo que me tuve que quedar con mi colmillo de leche... ahora se ha ido desgastando y se ve minusculo al lado de las paletas que tengo.

A parte del bruxismo, los tratamientos de conductos y operaciones varias, la dentadura ha sido una pesadilla... para que hablar de los costos... ufff!!... me habria comprando un monton de discos con esa plata.

En fin, Alex (mi blog) tiene razon, la higiene bucal tiene que se debe mantener como la del cuerpo y sobre todo en lo que uno come... aunque dejar los dulces son tema complicado para mi... sorry.


Saludos!!

VerónicaBas dijo...

mi redacción hoy esta como el clima... mi comentario quedo enredado... el otoño y el teclado tienen la culpa... yo no!

Simon Mazzet dijo...

Yo no podria renunciar al chocolate, la cosa es no exagerar en la dosis y seguir cepillandose diariamente.

Simon Mazzet dijo...

Fuera del tema, hoy fui en metro al centro de Santiago, y por la estación Universidad Católica, estaba muy fuerte el olor a lacrimógenas, me lloraron los ojos, igual fue desagradable, el metro por suerte aviso antes de llegar a la estación para que cerráramos las ventanas, pero se sentía mucho.

Se utiliza el día del joven combatiente para que los vándalos de siempre destruyan los bienes públicos, y eso se mezcla con protestas del Transantiago.

Lechuguita dijo...

Aun recuerdo cuando una lagrima se derramaba por mi rostro, lentamente mientras la dentista aplicaba sin piedad la anestesia (con esas jeringas horribles y terribles que usan)... pense que nadie en esa consulta se daria cuenta de mi sufrimiento... pero el asistente amablemente corto un trozo de papel absorvente y seco la gota que iba ya por mi mejilla, poniendo cara de comprension...

Definitivamente para ser dentista hay que tener algo de sadismo...

Saludos tradios (pa' variar)

Simon Mazzet dijo...

Ahora que lo recuerdo, me voy a lavar los dientes.